Cada vez más empresas avícolas instalan un intercambiador de calor para que el aire frío del exterior se caliente al entrar al establo. Estos dispositivos realizan un intercambio térmico entre el aire que aspiran en el establo y el aire fresco procedente del exterior. Gracias al uso adecuado de los intercambiadores se consigue un gran ahorro en gastos adicionales. La mayor ventaja la constituye la optimización del clima dentro del establo, lo que conlleva una optimización en las prestaciones de los animales.


El funcionamiento de su intercambiador

Los principios de funcionamiento de un intercambiador de calor son los siguientes:

  • El aire caliente del establo fluye hacia el intercambiador a través del medidor del caudal de aire y se propaga a través del intercambiador.
  • El aire frío exterior fluye hacia el intercambiador y las láminas lo dirigen hacia el interior del establo.
  • En el interior del intercambiador el aire frío se calienta por medio de transferencia térmica (corriente inversa) con el aire caliente del establo.
  • El aire exterior calentado fluye hacia el establo por la boca de salida de aire.
  • Los ventiladores de circulación distribuyen el aire fresco en el establo.

Para sacar el máximo partido del intercambiador de calor es crucial realizar una regulación y un ajuste correctos de todos los elementos.

Cómo sacar el máximo partido a su intercambiador de calor

Aspectos a tener en cuenta en la propulsión de su intercambiador

  • El intercambiador proporciona el primer paso de la ventilación mínima. Ajuste el control del intercambiador de calor (presión similar) con el control del sistema de ventilación principal (presión negativa) y asegúrese de que realizan transiciones graduales que no causen estrés a los animales. Esto funciona de la forma más óptima si el intercambiador está integrado en el ordenador de ventilación.
  • Asegúrese de que el aire fresco se distribuye uniformemente por todo el establo y evite ángulos muertos.  El regulador envía el aire hasta la cumbrera del techo para que se mezcle bien con el aire del establo y así evitar corrientes de aires. La frecuencia de rotación de los ventiladores de circulación debe adaptarse a las condiciones cambiantes y la velocidad del aire nunca debe ser demasiado alta. 
  • Solicite un buen asesoramiento en cuanto a la posición de los ventiladores de circulación en combinación con las válvulas de entrada de aire y la posición de la calefacción en el establo para que no se alteren los flujos de aire.
  • Al apagar la salida de aire por medio del intercambiador, el sistema de ventilación debe cambiar automáticamente a la ventilación principal de forma que el extractor del intercambiador permanezca en funcionamiento para purificar el aire. De acuerdo con las directrices, debe mantenerse en rotación a 1,0 m3/h por animal.
  • Compruebe si existe un regulador de alarma adicional en el medidor de caudal del intercambiador.  Este avisará si hay problemas en el lavador y garantiza la entrada constante de aire fresco en los establos.
  • Compruebe si existe un regulador de temperatura adicional para controlar la calefacción en el intercambiador. Este potenciará el efecto del intercambiador y reducirá los gastos adicionales.
  • Con un controlador adicional de descarga de agua los dosificadores de descargas se pueden controlar en fases, de forma que siempre se mantenga la presión adecuada en el agua.
  • Asegúrese de que todos los datos que debe conservar para las autoridades locales se registren de forma automática.
Lumina 38H Touch

Control del intercambiador de calor Lumina 38H

El ordenador climático Lumina 38H con control de intercambiador de calor ofrece una amplia gama de opciones de control para un funcionamiento más eficiente del intercambiador, en combinación con un perfecto control de la temperatura.  El práctico panel de control con pantalla táctil presenta de forma muy visual un compendio de los procesos en marcha, para mayor comodidad del usuario. A través del programa FarmManager se consignan en el ordenador los registros necesarios del intercambiador y a través de la aplicación del móvil el avicultor permanece 24 horas al día conectado con sus establos, incluso cuando haya salido. Esto constituye un ahorro de tiempo y evita errores, ofreciendo un gran adelanto en la administración diaria de cualquier empresa avícola.

Más información sobre su intercambiador de calor.